AMBIENTES

En un ambiente Montessori, las edades de los niños están mezcladas entre los 3 años hasta los 6 (Jardín) . Los niños que ingresan pequeños a cada ciclo pueden llegar a permanecer durante tres años en el mismo ambiente y con la misma guía que los acompaña en su proceso. Esta interacción de los niños pequeños con mayores es un aspecto muy positivo, ya que el niño mayor es un excelente maestro del menor y sabe dar ayudas oportunas que muchas veces el adulto no sabe dar; el mayor ayuda al pequeño y el menor anhela realizar lo que ve hacer a su compañero y muchas veces por la sola observación del trabajo de otros niños adquiere habilidades, destrezas o conceptos.

 

Los niños se mueven libremente en el ambiente, observan a los otros, se comunican y resuelven por si mismos sus problemas. Este punto favorece el respeto por el ritmo y el proceso de cada uno y permite que el que vaya más avanzado a su edad o retrasado con respecto a esta no tenga sentimientos de superioridad o inferioridad con respecto al grupo. No hay competencia porque no hay premios ni castigos que la estimulen, más bien lo que se promueve es la
cooperación y la ayuda mutua.

 

El seguimiento y acompañamiento académico y formativo constituyen la clave del éxito en nuestro Colegio, por ello en dicho proceso interviene un equipo interdisciplinario conformado por  las Guias, sicología y coordinadores, quienes permanentemente revisan los procesos académicos y formativos de los niños y niñas e implementan acciones que redunden tanto en el crecimiento personal como en el desempeño académico de los estudiantes.

El niño para desarrollarse necesita un ambiente de libertad para formar sus dimensiones de desarrollo en el que su guía interna dirige su crecimiento, hacia la independencia física y de la voluntad; el niño orientado por el adulto preparado empezará a hacer cosas por sí mismo: abotonarse, embetunar sus zapatos, lavarse las manos, peinarse, etc. con una serie de actividades que le procuran el cuidado de sí mismo, siguiendo su propio ritmo y repitiéndolo las veces que para él, sea necesario. También realizará trabajos de cuidado del ambiente como barrer, limpiar la mesa, regar las plantas, arreglar flores, preparar alimentos, lavar los platos etc.

Todo esto gracias a los materiales y trabajos propuestos en el área de VIDA PRÁCTICA, en la que su propósito fundamental es ayudar al niño al logro de su independencia, su Dimensión Corporal el control de movimientos, la autoestima, la atención, la concentración y la seguridad en sí mismo.

Niños en actividades de Vida Práctica, en Casa Montessori.

El desarrollo y refinamiento de todos los sentidos, con el principio de aislar la dificultad para ayudar al niño a ordenar las impresiones que recibe del ambiente y poder darles un nombre, lo ayuda en su desarrollo mental y prepara a otras áreas, especialmente a la matemática, a la geometría y las ciencias naturales y sociales.

 

Es una oportunidad para el niño poder manipular todos los materiales de esta área SENSORIAL y sentir cada impresión visual, auditiva, táctil, olfativa, gustativa y esterognóstica para explorar y conocer el mundo. Son esencialmente materiales considerados abstracciones materializadas de la realidad. No hay prisa, cada material es presentado y dejado a disposición del niño para su trabajo hasta lograr el propósito inteligente que éste tiene.

Niños en actividades Sensoriales, en Casa Montessori.

El área de LENGUAJE se inicia una vez que el niño ha logrado la adaptación al ambiente y ya posee un cierto dominio de su persona. Enriquecer su vocabulario, identificar sonidos, y sentir a través del tacto los  sonidos de las letras, para poder llegar a unirlas y formar palabras. Escribir sin lápiz ni papel, es posible en el método Montessori con los diferentes materiales diseñados para tal propósito.

Niños en actividades de Lenguaje, en Casa Montessori.

MATEMÁTICAS también se inicia una vez que el niño ha logrado la adaptación al ambiente y ya posee un cierto dominio de su persona. El niño preparado con el material sensorial, se inicia en el conocimiento del sistema decimal. Tocar y sentir los números y la cantidad que representan para así asociar símbolo y cantidad.

 

En este aspecto los niños también nos han mostrado sus grandes capacidades, su fascinación por los números y su aptitud matemática. Un pequeño con limitación auditiva que aún no caminaba solo, como fuera se acercaba al material de su interés, los números de lija, y pedía a la guía que se lo mostrara y le dejara trabajar con él.

 

Como decía María Montessori a las personas que la seguían: “no me sigan a mí, sigan al niño”; y esto es lo que pretendemos hacer con todos los niños del Casa Montessori: seguirlos en sus necesidades internas y ayudarlos en su desarrollo.

Niños en actividades de Matemáticas, en Casa Montessori.

La Dimensión Espiritual la vemos principalmente en el área de Espiritualidad donde hay un salón llamado, Atrio; todos los niños acuden a conocer a Jesús, su Palabra y las diversas expresiones de su amor; y a trabajar, donde el trabajo hace parte de la oración y meditación del niño y del encuentro con Dios. Llama la atención que si en todos los niños pequeños (menores de 6 años) existe una sensibilidad especial hacia lo religioso Parecería una contradicción que en tipo de educación que podemos llamar personalizada de origen a una COMUNIDAD INFANTIL, pero no lo es, ya que del respeto a la individualidad surge la armonía y la convivencia.

 

Por otra parte, conscientes de la importancia que tiene en el método Montessori, la preparación integral del educador en los aspectos científico, técnico y espiritual y que en las universidades la formación no prepara para la aplicación de este método, ACOFOREC, Asociación Colombiana para la Formación Religiosa
Católica, nos ofrece una serie de cursos básicos para Casa Montessori. Es así como cada ambiente preparado cuenta con su Guía

Niños trabajando libremente material de Atrio

``Reconoce el derecho a gozar de una buena calidad de vida en un ambiente sano que garantice condiciones de dignidad y la interdependencia de todos los derechos. Para ello, cobra vital importancia el trabajo corresponsable de la familia, la sociedad y el Estado para generar condiciones que les brinden protección integral y cuidado a niñas y niños`` (Art. 17).

Insert math as
Block
Inline
Additional settings
Formula color
Text color
#333333
Type math using LaTeX
Preview
\({}\)
Nothing to preview
Insert